Cloradores salinos para piscina

Instalación Clorador Salino

Cloradores salinos para piscina

La alternativa para el cloro químico son los cloradores salinos para piscina. Este tipo de accesorios son perfectos para desinfectar y tratar el agua tanto en una piscina enterrada como elevada.

Son completamente seguros y te proporcionan un tratamiento del agua más natural y sano.

¿Qué es un clorador salino?

Este sistema de desinfección transforma la sal común mediante un proceso de electrólisis para utilizar el cloro. Este proceso se realiza dentro del clorador, por lo que el agua de la piscina está limpia.

El agua resultante es de gran calidad, no tiene cloro químico y, además, si apuestas por cloradores salinos para piscinas, disfrutarás de otras ventajas. Por ejemplo, evitarás el picor de ojos y la resequedad de la piel. Por tanto, este tipo de sistemas son ideales para personas que tienen problemas dérmicos como psoriasis o piel atópica.

Funcionamiento del clorador salino para piscina

Con la piscina limpia y una temperatura superior a 15 ºC, añade sal. ¿Cuánta cantidad de sal hay que añadir a una piscina? Aproximadamente se añaden unos 5 kilogramos por cada metro cúbico de agua. Sin embargo, si el clorador es pequeño se añaden unos 3 kilogramos.

Tras añadir la sal, se pone a funcionar la bomba de la depuradora para que esta se disuelva antes de poner en marcha el clorador. Excepto los pequeños, los cloradores pueden funcionar 8 horas diarias y pueden estar funcionando al mismo tiempo que se hace el filtrado de la piscina.

Una vez que la sal se ha disuelto en el agua, pasa por el filtro hasta el clorador. Una vez allí, se produce la electrólisis. El cloro que resulta de esta reacción tiene las mismas propiedades que el cloro químico. Es decir, será el encargado de purificar y desinfectar el agua al destruir bacterias, algas, patógenos y residuos de materia orgánica.

Para ello, el pH del vaso ha de estar entre 7,2 y 7,6.

Con el cloro en la piscina, se vuelve a recombinar con el sodio para formar sal. Así el ciclo comienza de nuevo.

No hay ningún problema en bañarse mientras el clorador salino para la piscina está en marcha. De hecho, es recomendable programarlo para que se ponga en funcionamiento durante las horas de más calor y uso de la piscina. El motivo es que en esos momentos es cuando resulta más necesario que el cloro actúe como agente desinfectante del agua.

No hay comentarios

Publica un comentario